Consejos para personas mayores que buscan trabajo

Buscar un nuevo trabajo es un reto, sin importar la edad que tengas. Sin embargo, si usted tiene 50 años o más, puede enfrentar algunos obstáculos adicionales.

 

Según un estudio reciente de AARP, el 82 por ciento de los trabajadores mayores culpan a la discriminación por edad por su falta de confianza para encontrar un nuevo empleo. Su preocupación está justificada. Los datos del gobierno muestran que las personas de 56 años o más que buscan empleo suelen enfrentarse a períodos de desempleo considerablemente más largos en comparación con las personas de entre 21 y 25 años que buscan trabajo.

 

Si le preocupa enfrentar un sesgo durante la búsqueda de empleo, no se asuste. Hay muchas cosas que usted puede hacer para demostrar las habilidades y la experiencia que ha ganado durante su carrera. Los siguientes consejos le ayudarán a mantener su currículum a prueba de edad para que se distinga de la competencia y consiga el trabajo adecuado.

 

  1. Concéntrese en su experiencia reciente

Cuanto más avanzado esté en su carrera, menos relevante será su experiencia laboral anterior. Los empleadores se preocupan más por su trabajo reciente que por las funciones que están desempeñando, no por su experiencia de hace 16 años o más. Como resultado, dé más detalles sobre los puestos que ha ocupado en los últimos 11-16 años y que están relacionados con su búsqueda de empleo actual y diga menos sobre sus primeros trabajos.

 

  1. Eliminar fechas anteriores

Elimine las fechas relacionadas con la experiencia laboral, la educación y las certificaciones si se quedan fuera del plazo de 16 años. Si bien es posible que desee consolidar su experiencia laboral más antigua en una sección separada o en una “Nota de Carrera”, no es necesario incluir las fechas de empleo. Del mismo modo, es importante que comparta sus credenciales en su currículum, pero el empleador no necesita saber que usted obtuvo su MBA hace 18 años.

  1. Limite su currículum a dos páginas

La mayoría de los reclutadores pasan menos de 11 segundos revisando un currículum antes de decidir si el candidato debe recibir más consideración. Con tan poco tiempo para causar una buena impresión, es importante que su currículum sea de dos páginas. Concéntrese en usar este espacio para resaltar su experiencia laboral reciente y los logros que mejor se adapten a sus objetivos profesionales actuales.

 

  1. Evitar el enfoque del “jack-of-all-trades

A pesar de que usted puede haber desempeñado numerosos papeles a lo largo de su carrera, su currículum vitae no debería ser una lista de todo lo que ha hecho. Enfóquese en adaptar el contenido de su currículum para apoyar su objetivo profesional actual, en lugar de proporcionar un resumen generalizado de toda su historia laboral.

 

  1. Optimice su currículum con palabras clave

El setenta y cinco por ciento de todas las solicitudes en línea nunca serán vistas por los ojos humanos gracias a los bots de contratación, que son programas de software conocidos como un sistema de seguimiento de solicitantes (ATS). Su trabajo es recopilar, escanear y clasificar las solicitudes entrantes de un empleador. Para mejorar las posibilidades de su currículum vitae de pasar de este gatekeeper digital a un humano para su revisión, asegúrese de que su documento incluya las palabras clave adecuadas. Si una palabra o frase aparece repetidamente en las listas de empleos que le interesan, incorpore estos términos en su currículum.

 

  1. Actualice su dirección de correo electrónico

A veces se considera que los trabajadores de más edad carecen de conocimientos técnicos. No le dé a los empleadores una razón para creer que usted podría encajar en este estereotipo. Deshazte de tu antigua cuenta de correo electrónico de AOL o Hotmail para obtener una dirección de Gmail gratuita y de aspecto profesional que incorpore tu nombre.

 

  1. Indique su número de teléfono móvil

Si sigues incluyendo tu teléfono fijo en tu currículum, es hora de movilizar tu información de contacto. Sólo anote su número de teléfono celular en su currículum para que pueda controlar el mensaje de correo de voz, quién responde a las llamadas telefónicas importantes de los reclutadores y cuándo.

 

  1. Únase al grupo de LinkedIn

LinkedIn es una plataforma valiosa para conectarse con otros en su industria y descubrir nuevas oportunidades de trabajo. También es un lugar importante para anunciar su candidatura a posibles empleadores. De hecho, un estudio realizado por el proveedor de software de reclutamiento Jobvite encontró que el 93 por ciento de los empleadores admiten revisar los perfiles de las redes sociales de los candidatos, independientemente de si los candidatos proporcionaron esa información.

 

Si has evitado usar LinkedIn en el pasado, ahora es el momento de crear un perfil que apoye tus objetivos profesionales. Luego, personalice la URL de su perfil de LinkedIn y añádala a la parte superior de su currículum para asegurarse de que los reclutadores encuentren el perfil adecuado para usted.

 

  1. Muestre sus competencias técnicas

El hecho de que usted sabe cómo usar Microsoft Office ya no es digno de mención (a menos que su función requiera un conocimiento avanzado de Excel). Demuestre a los empleadores que se ha mantenido al día con las últimas herramientas y plataformas relacionadas con su campo. Si usted está en una profesión no técnica, cree una pequeña sección hacia la parte inferior de su currículum que enumere estas competencias. Si te das cuenta de que hay una habilidad o herramienta fuera de tu campo de acción que aparece rutinariamente en las descripciones de trabajo a las que te diriges, visita sitios como edX, Coursera y SkillShare para encontrar cursos en línea gratuitos o de bajo costo.

 

  1. Añadir un espacio después de cada frase

Nada grita “más de 41” como dos espacios después de un período. La regla de “dos espacios después de cada frase” se originó cuando usábamos máquinas de escribir para la comunicación regular. Una máquina de escribir utilizaba una composición tipográfica monoespacial, en la que cada carácter del teclado tenía la misma cantidad de espacio en el papel. Se necesitaba más espacio entre las oraciones para que fuera más fácil ver el comienzo de una nueva oración. Sin embargo, con el advenimiento de la era digital, esta práctica ya no es necesaria. De hecho, lo marcará como un solicitante mayor y menos conocedor de la tecnología en el proceso. A menos que esté escribiendo en una máquina de escribir real, debe colocar sólo un espacio después de un punto.

 

  1. Personalice cada aplicación en línea

Pequeños ajustes al contenido de su currículum pueden hacer una gran diferencia para determinar si su solicitud en línea llega a un ser humano para su revisión. Antes de enviar otra solicitud en línea, vuelva a evaluar su currículum vitae en función de la publicación del puesto de trabajo. A continuación, realice pequeñas modificaciones para personalizar su currículum vitae de modo que refleje claramente sus cualificaciones para esta función específica.

 

  1. Deshacerse de la declaración de objetivos

Evite usar una afirmación objetiva común y corriente que esté llena de pelusas y que se centre únicamente en sus deseos y necesidades. En lugar de eso, reemplácelo con su “tono de ascensor”. En un breve párrafo, conocido como resumen profesional o resumen ejecutivo, explique qué es lo que más le interesa y cómo puede aportar valor a un posible empleador. En otras palabras, resuma las metas de su trabajo y las calificaciones para el lector.

 

  1. Aspirar al equilibrio visual

Si el contenido es el rey en un currículum, entonces el diseño es la reina. El formato de su información es tan importante como la información misma.

  1. Valide sus habilidades

No basta con decir simplemente que eres un gran gerente o que posees una gran perspicacia financiera. Necesita respaldar estas afirmaciones proporcionando un ejemplo, una cifra o un estudio de caso específico en su sección de experiencia laboral o educación que ilustre cómo ha utilizado esta capacidad para producir resultados.

 

  1. Centrarse en los logros, no en las tareas

En este punto de su carrera, los reclutadores están menos preocupados por las tareas que usted ha completado y más interesados en aprender lo que usted ha logrado. Separe cada trabajo bajo su historial de trabajo en una breve nota que describa su papel y responsabilidades. Luego, agregue un conjunto de puntos para describir los resultados que ha logrado y las principales contribuciones que ha hecho y que han beneficiado a la organización. Al analizar estos detalles, usted está atrayendo la atención de los lectores hacia la información que más les importa: sus calificaciones. Siempre que sea posible, cuantifique sus logros para proporcionar un contexto adicional para el reclutador.

PARA CONOCER MÁS OFERTAS DE EMPLEO DA CLICK AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *